FISIOTERAPIA ALUCHE

PUNTOS GATILLO MIOFASCIALES ¿QUÉ SON?

Los puntos gatillo, definidos de forma muy simple, son zonas del musculo que están más contraidas y tensas, incluso en reposo. Esa contracción mantenida provoca dolor, tanto en ese punto como a distancia.

Trapecio superior: provoca dolor suboccipital y de cabeza
     Gluteo menor: simula el dolor de una ciática                             


También pueden provocar rigidez muscular (p ej: tortícolis), debilidad, hormigueos, adormecimiento, mareos y vértigos, cefaleas…

Nuestra experiencia nos dice que prácticamente en cualquier tipo de dolencia o lesión, los Puntos Gatillo se encuentran presentes, y son los principales culpables de la sintomatología.

Todos hemos tenido alguna vez un dolor muscular intenso, por ejemplo en la zona de los hombros o el cuello, y nos hemos llevado la mano instintivamente a esa zona con la finalidad de localizar de dónde viene el dolor. Al palpar con los dedos, hemos encontrado un punto que duele mucho más que el resto y que despierta o acentúa el dolor que tenemos, e incluso hace que ese dolor se refleje o se extienda a otras zonas como puede ser hacia la mano o hacia la cabeza. Sin saberlo hemos encontrado un punto gatillo miofascial.

PUNCIÓN SECA DE LOS PUNTOS GATILLO

La punción seca consiste en la introducción de una aguja en el punto gatillo, dentro del tejido muscular, para tratar de desactivar dicho punto, disminuyendo de forma inmediata el dolor que tiene el paciente y produciendo una relajación muscular refleja en su musculatura.

Es la técnica más eficaz e inmediata, ya que la aguja llega directamente al Punto Gatillo, permitiendo asi desactivarlo de manera más rápida.
 

TRATAMIENTO CONSERVADOR DE LOS PUNTOS GATILLO

Tambien podemos usar otras técnicas manuales para tratar los Puntos Gatillo:

Liberación por presión
Técnicas miofasciales
Estiramiento con frio
Estiramiento local
Técnicas de relajación muscular
Masoterapia